Caperucita Roja

Caperucita Roja

    Los clásicos son obras que tienen la capacidad superar al paso del tiempo manteniendo el interés de los lectores y generando, a menudo, interpretaciones distintas generación tras generación. Son muchos los autores y autoras que los revisitan pero no es fácil que los resultados destaquen porque son obras con cualidades muy especiales y difícilmente superables. Pero siempre hay excepciones, ejemplo de ello es esta interesante versión de la “Caperucita Roja” de los hermanos Grimm creada por Adolfo Serra. Un álbum sin texto con una magnífica propuesta gráfica, que destaca por su expresividad, su elegancia y su carácter simbólico, en el que este autor hace a la figura del acechante lobo omnipresente para hablar de nuestros miedos y de cómo enfrentarlos. Serra utiliza la elipsis y una gama de colores colores muy limitada (rojo y negro, con tres o cuatro toques de amarillo, sobre fondos blancos) de tal forma que cada lector (a partir de 6 años), con su imaginación, su experiencia vital y su bagaje cultural, completa la historia.