Cosa de niños

Cosa de niños

    Afirma su editora que leer “Cosa de niños” supone aceptar la invitación a sumergirse en un universo literario plagado de sinsentidos, juegos de palabras y poesía. Y no se podría definir con más precisión la experiencia de lectura de este conjunto de relatos de Peter Bichsel, que vieron la luz hace ya cincuenta años y que, sin embargo, no han perdido un ápice de interés con el paso del tiempo. “Cosa de niños” supone el descubrimiento o el recuerdo de cómo lo cotidiano se puede tornar singular, en una atmósfera próxima a la de la ensoñación cuyo espíritu resulta contagioso; e invita a los lectores (a partir de 8 años) a la invención de divertimentos en torno al poder de la palabra. Federico Delicado está entre “los contagiados” por este clima y nos regala una interpretación muy personal de cada historia, con unos protagonistas de excepción (desde el propio autor, a Eugène Ionesco y Samuel Beckett, pasando por Bob Dylan, Dario Fo, Nikolái Gógol o Jorge Luis Borges), que se desenvuelven en escenas cargadas de detalles. Así, textos e imágenes invitan a la relectura. La edición se acompaña de una acertada presentación de Santiago Alba Rico que constituye un homenaje al arte de inventar historias.