Cuando mamá llevaba trenzas

Cuando mamá llevaba trenzas

    Una tarde de lluvia la protagonista de esta historia encuentra una caja con todo un universo de memorias de infancia de su madre: los hábitos cotidianos, los juegos… son el reflejo de un pasado no muy lejano pero que resulta muy distante de la realidad de los niños y niñas de hoy. Una historia de Concha Pasamar cargada de nostalgia que invita a los lectores y lectoras de todas las edades (a partir de 3 años) a atesorar sus propios recuerdos para futuras tardes de lluvia en familia. En la propuesta gráfica, que resulta muy acertada, los objetos pasan a un segundo plano cediendo todo el protagonismo a las personas que son, en definitiva, las quedan en la retina y en el corazón.