Por cuatro esquinitas de nada

Por cuatro esquinitas de nada

    Cuadradito juega con sus amigos los Redonditos hasta que llega la hora de entrar en la casa grande y se encuentra con que la puerta es redonda, como sus amigos, y no cabe por ella. Los Redonditos le proponen ser redondo, pero Cuadradillo es cuadrado. Los Redonditos tendrán que pensar mucho para dar con una solución. Una historia sencilla, tanto en lo que respecta al texto como en su propuesta gráfica en forma de collage de materiales con diferentes texturas, que aporta a los lectores (a partir de 2-3 años) un mensaje claro sobre la amistad que se sitúa por encima de las diferencias. «Por cuatro esquinitas de nada» es una obra de de Jérôme Ruillier.