Regreso a casa

Regreso a casa

    El frenético ritmo del día a día consigue que, en muchas ocasiones (las más), no nos parecemos a observar lo que ocurre a nuestro alrededor. Este es precisamente el ejercicio del que se puede disfrutar en este álbum de Akiko Miyakoshi. Una madre y su hijo se recogen tras una intensa jornada. El pequeño se acomoda en los brazos de su projenitora mientras observa, escucha, huele… lo que ocurre a su alrededor. Su percepción es, en principio, objetiva: comercios y establecimientos que cierran, calles desiertas, hogares que cobran vida… Si bien, transcurre en una atmósfera onírica y misteriosa definida por un estilo de ilustración de textura brumosa cargado de claroscuros. Una vez llega a casa y se relaja en la cama, su imaginación echa a volar (excepcional y muy evocadora la imagen de la ventana abierta a la noche por la que pueden escapar sus pensamientos) y, poco a poco, inventa finales para las escenas que ha contemplado en su camino a casa. Dos de las líneas finales resumen la experiencia de lectura: “Una noche como cualquier otra. Una noche especial”, un matiz perceptivo que se presenta por el simple hecho de prestar atención a nuestro entorno. Muy recomendable para lectores y lectoras a partir de 4 años.