Un rey de quién sabe dónde

Un rey de quién sabe dónde

    Hay historias que se construyen sobre un esquema que no necesita de mucho aderezo para su comprensión. Las de guerra son, en muchas casos, unas de esas historias. En todas hay ambiciones más o menos complejas, trifulcas de mayor o menor dimensión, vencedores y vencidos (siempre más vencidos, que vencedores, eso sí). También personajes que se mantiene al margen del conflicto. Esto es en esencia lo que plantea Ariel Abadi en esta curiosa obra a caballo entre el álbum y la tira cómica, que recuerda, además, mucho a las historias de cine mudo. La propuesta sorprende por los grandes niveles de expresividad, las amplias dosis de humor y la enorme carga de mensajes que contiene bajo una estructura, un planteamiento y un desarrollo muy esquemáticos. Una obra muy original recomendable para lectores desde 8-9 años (también para adultos).